COYUNTURA

" Si vienen por mi en la mañana, vendrán por ti en la noche". Assange y la traición de Lenin Moreno.

“Si vienen por mi en la mañana, vendrán por ti en la noche”. Assange y la traición de Lenin Moreno.


El apresamiento esta mañana de Julian Assange en la sede de la embajada de Ecuador en Inglaterra pone de manifiesto entre otras cosas una de las prácticas de mayor servilismo, subordinación por parte de Jefes de Estado en Latinoamérica a los caprichos de Washington. Así como violaciones flagrantes a protocolos de derecho internacional. Decía esta mañana el ex presidente Rafael Correa “Bajo qué escenario pudo haber sido posible que la policía británica irrumpiera en la sede de la embajada Ecuatoriana, imaginense el conflicto diplomático que representaría que la policía de Ecuador irrumpiera en la embajada de los Estados Unidos”.


El apresamiento de Assange fue fríamente negociado por el presidente Lenin Moreno como intercambio contractual para acceder a apoyo financiero de los Estados Unidos, así como otro conjunto de condiciones que van desde la convalidación del aislamiento de Venezuela, hasta darle carpetazo al escandaloso caso de la empresa Chevron.  


El papel de Lenin Moreno en la presidencia de Ecuador no ha sido otro que el de un interlocutor y administrador de los intereses de Washington, capaz de prestarse a todo tipo de calumnias, campañas de persecución y agendas sistemáticas de desestabilización y desmantelamiento de las conquistas políticas históricas que trajo la revolución ciudadana del ex presidente Rafael Correa.


Bien dicen que en derecho internacional todo opera con una perversa lógica de excepcionalidad jurídica, donde se norma y se ejemplariza con el eslabón más débil de la cadena, primando siempre los intereses de las potencias. Lenin Moreno y su familia están señalados en los “Ina Papers” en uno de los mayores escándalos de corrupción, que podría ponerlo en tan solo par de meses en la cárcel por acusaciones de fraude, lavado de dinero, asociación delictiva y enriquecimiento ilícito. Sin embargo hasta ahora no vemos una presión clara por parte las fiscalías, congreso y organismos internacionales de búsqueda de impartición de justicia. Dicen las malas lenguas que lo que precipitó el apresamiento de Assange fue un revanchismo de Lenin Moreno, justamente a partir que Wikileaks hiciera público el escándalo de los Ina Papers que incriminan a la familia Moreno. Aun cuando a la fecha Jullian Assange no tiene relación con Wikileaks.

Sin ánimos de seguir instalados en el lacayismo patético, la inmoralidad  y la ausencia de toda ética en Lenin Moreno, la criminalización por parte del gobierno de los E.U, de Julian Assange representa una de las grandes embestidas públicas contra el derecho a la información, el libre ejercicio de periodismo de investigación, la inviolabilidad de los derechos humanos y el derecho a libertades democráticas históricas.

De que se juzga a Julian Assange? ¿De facilitar información a las agencias de noticias sobre violaciones de derechos humanos, crímenes de guerra cometidos por el gobierno de los E.U? ¿Del trabajo de espionaje diplomático llevado por las agencias públicas y privadas del establishment de Washington sobre el resto del mundo?  


La potencia no descansa, ni da tregua. Citada de más esta aquella frase de Angela Davis

Si vienen por mi en la mañana, vendran por ti en la noche.”



Asng.jpeg